Comer en Corea – Gastronomía coreana

Desde la gran variedad y restaurantes que ofrece su poblada capital Seúl, hasta los pescados y mariscos de Busán, pasando por la austeridad del templo budista Hae In-sa la oferta gastronómica coreana es rica y diversa. ¡Allá van unos consejos para comer en Corea!

Comer en Corea

Si eliminas el exceso de picante y dulce en algunos platos, se nos queda una dieta bastante sana y riquísima. Los palillos que utilizan son metálicos, resultan más higiénicos y sostenibles.

Comer en Corea

La mesa coreana está siempre llena de multitud de cuencos y platillos con diferentes guarniciones.

Comer en Corea

Seúl

Impresionante capital de Corea del Sur con más de 10 millones de habitantes. A pesar de ello, Seúl no agobia, ya sea por sus espacios verdes, templos budistas o el carácter tranquilo y respetuoso de los coreanos. La oferta culinaria es inmensa, las 24 horas del día. Puedes organizarte por barrios, tipo de comida, horario o servicios. No te pierdas el capricho de pasar un día en un Jjimjilbam, la sauna coreana donde también podrás comer, entre otros muchos servicios.

Comer en Corea

Templo Hae In-sa

Este mágico recinto situado en Gyeongsang es Patrimonio de la Humanidad desde 1.995, y alberga la Tripitaka Coreana, la colección más completa de textos budistas tallados en 80.000 bloques de madera.

Comer en Corea

Durante nuestra estancia de un par de días disfrutamos de la sencilla comida de los monjes del templo a base de hortalizas y frutas de temporada, así como el omnipresente arroz donado por los fieles.

Comer en Corea

Busan

Esta capital del sur, es la segunda más grande del país, después de Seúl. Es famoso su mercado de pescado de Jagalchi, espectáculo visual con gran variedad de pescados y mariscos. Llama la atención su limpieza. Puedes degustar estos productos en cualquier restaurante de la ciudad y puestos callejeros.

Comer en Corea


Estos son algunos de sus platos típicos y algunos de nuestros preferidos:

Kimchi, acostúmbrate a esta col fermentada y sazonada porque es, junto con el arroz, como para nosotros el pan. No puede faltar en una mesa de comida coreana.

Bibimbap: cuenco de arroz al que se añade diferentes verduras, carne, huevo, según el tipo. Solo tienes que “mezclar” una vez servido. A nosotros nos gusta la versión Dolsot (muy caliente).

Mandu: nos encantan estos bocados de pasta rellenos. La versión coreana de las gyozas japonesas, pueden servirse fritas, al vapor o asadas. Pueden ser de carne, pescado, verdura o un mixto variado. Buscar algún restaurante especializado solo en este plato y degustar un variado hasta dar con tus preferidas. Adictivas.

Japchae: ejemplo de plato dulzón son estos fideos tipo celofán y batata saltados en aceite de sésamo con verduras y tiras de tarje.

Bolgogi: esta carne de fuego es otro ejemplo dulzón de la gastronomía coreana. La carne de ternera que se asa en la mesa está marinada con azúcar, además de salsa de soja, sésamo, cebolla, pimienta y ajo. Suele comerse envuelta en una hoja de lechuga con un poco de arroz y pasta de chile picante.

Galbi: en este plato la carne que se marida son costillas de ternera.

¡Esperamos haberte ayudado si estás planeando un viaje y todavía no sabes qué podrás comer en Corea! ¡Muchas gracias por visitarnos, y vuelve!

Si tienes cualquier duda puedes ponerte en contacto con nosotros.